jueves, 25 de agosto de 2016

MI EXPERIENCIA CON EL PEELING QUÍMICO

No soy ninguna experta en peeling químico pero tras haberlo hecho me gustaría compartir mi opinión con vosotras por si a alguna persona le puede servir. 

En Octubre del año pasado, empecé a tener un brote de acné por la cara. Me salían granitos cada poco y me dejaban marcas, sobre todo en la zona de las mejillas. Realmente no sé a ciencia cierta cuál fue la causa del brote ya que ni siquiera en la adolescencia había tenido ese problema. Supongo que el estrés o el andar probando tantas cremas y maquillajes y que alguno pudo haberse no adecuado a mi piel. Desde entonces, y tras haber pasado por toda la experiencia que os voy a contar, tengo unos productos fijos que sé que me van bien y experimento mucho menos con los productos.


Pues bien, tras acudir al médico y utilizar Dalacin y Jabón de Azufre, mi piel mejoró mucho por lo que en marzo, cuando ya no me salían granitos decidí que tenía que buscar algún tratamiento para quitar las horribles marquitas rojas que me habían dejado los granitos.




Mi primer error, fue dejarme llevar por las fotos que publican los centros. Es cierto que escogí uno donde la persona que me hacía el tratamiento era médico. Es una recomendación que creo que es importante tener en cuenta. Sin embargo os diría que no os fiéis de la fotos y la publicidad de los centros y que preguntéis a la gente que lo haya hecho para que os recomienden un sitio donde les haya ido bien. Solo con las fotos del antes y después de otras personas no es suficiente y tampoco muestran cómo va a ser el proceso.

Una vez en el centro, la chica me explicó que había varios tipos de tratamientos pero puesto que veía que mis marcas eran profundas, debería usar el más fuerte. Me dijo que el tratamiento duraría 4 semanas y que cada 7-10 días debería pasar por la clínica para hacer una nueva aplicación. Además de las marquitas, se me quitarían algunas de las líneas de expresión de la frente y las nasogenianas (éstas menos por estar más marcadas). 

Un punto importante es que durante el tratamiento no se puede estar al sol salvo con protección total para evitar que salgan manchas. Lo seguí a rajatabla pero fue duro así que mi consejo es: dejad este tipo de tratamientos para el invierno cuando estéis seguras de no exponeros al sol. 

Eché en falta que me comentase cómo iba a ser el proceso con más detalle. Sí que es cierto que me comentó que pelaría totalmente la cara pero no que parecería que me había metido en un combate de boxeo... En ese sentido creo que le quitó hierro al asunto ya que la parte de pelar era una lata pero con la crema de Avene que me recomendó me fue bastante bien. Eso sí, mi piel la absorbía sola y en 4 semanas casi terminé el bote.

La chica me dijo que podía pensarlo y he de reconocer que pequé de lanzada porque una vez dado el paso de ir le dije que sí y fallo!! pues debería de haber preguntado en más centros. Ese mismo día tuve que pagar el 50% del tratamiento y comenzar con una crema blanqueante que utilicé desde dos semanas antes y hasta terminarla.




Con respecto a esta crema, he de decir que me gustó ya que notaba que me igualaba el tono de la piel. No descarto buscarla por internet, ya que no me resulta conocida, y utilizarla en invierno.

La primera semana de tratamiento fue la peor. No me esperaba que me apareciesen las quemaduras en la cara así que no había cogido vacaciones en el trabajo y me cansé de explicar a todo el mundo lo que estaba haciendo ya que todos me preguntaban si había tenido un accidente. Para alguien que trabaje de cara al público me parece un tratamiento complicado... En un principio pensaba que se podría intentar disimular con maquillaje pero... pobre ilusa... bastante tenía con echar la crema hidratante cada poco, no había corrector o base que aguantase la piel tan seca y cayéndose a tiras.




Le mandé estas fotos a la chica de la clínica con lo que la segunda semana fue mucho más suave y la verdad es que noté que pelaba un poco pero nada parecido. En la tercera semana, yo misma le pedí que buscásemos algo más intermedio, no tan fuerte como la primera pero sí un poco más que la segunda porque casi no había notado mejoría. Se volvió a repetir el proceso y en la tercera semana me dio un poco más de intensidad y en la cuarta ya muy suave.




Las visitas al centro eran muy rápidas. Yo iba sin maquillar por lo que la chica me limpiaba un poco la cara para no tener restos e iba aplicando el ácido. Finalmente lo neutralizaba y a los 15 minutos ya estaba lista.

El ácido que utilizó conmigo es el ácido tricloroacético. Es uno de los que puede dar tratamientos de exfoliación más profunda en función de la concentración en la que se use. Mi recomendación es que preguntéis siempre antes qué ácido van a usar en vuestro tratamiento y que os informéis en internet o preguntando a otras personas que ya lo hayan hecho.

Una vez finalizado el tratamiento, tuve sentimientos encontrados. Yo me había hecho ilusiones de conseguir eliminar las marcas de acné y no fue así... digamos que se suavizaron y que algunas se quitaron, pero no por completo. Por otro lado, no contaba con que me mejorasen gran cosa las líneas de expresión y sí que es cierto que al principio me mejoraron muchísimo aunque con el tiempo veo que van camino de volver a ser lo que eran...

¿Volvería a pasar por ello?. Sí y no... 
  • Sí porque no estaba contenta con las marquitas del acné. 
  • No porque creo que el tratamiento era demasiado agresivo para el beneficio final así que me informaría sobre otras técnicas como la radiofrecuencia o el peeling químico que se realiza más separado en el tiempo, etc.



Espero que este post os pueda servir de ayuda si algún día os planteáis hacer un tratamiento así. Si os queda alguna  duda por favor dejádmela en comentarios por si puedo ayudaros.


¿Habéis hecho alguna vez algún tratamiento de este tipo? 

¿Cuál es vuestra recomendación para eliminar las marcas de acné del rostro?


6 comentarios:

  1. Guapi podrías poner fotos del antes y el después para ver el cambio?
    Menudo sufrimiento has debido pasar...
    Un besete

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa!! Sí, he intentado incluir alguna pero ahora estoy más morena por lo que no se aprecia bien. En la primera foto, quitando las marcas oscuras que son las que tenía por la piel más quemada, se ven las marcas que tenía del acné. Al terminar el tratamiento esas marcas bajaron en intensidad aunque no desaparecieron en su totalidad. Me falta ver qué pasa cuando termine el verano y se me quite el bronceado... Es ahí donde realmente podré comparar el cambio tras unos meses. Besosss

      Eliminar
  2. hola, yo le tengo bastante respeto por no decir miedo a estos tratamientos, he hecho radiofrecuencia y me quemaba, dermoabrasiones con punta de diamante o no se que y me quemo la cara, un desastre, ya no hago nada mas de ese tipo de tratamientos aun siendo un dermatologo, en tu caso, vaya, me ha sorprendido como te han dejado la cara, parece quemada y el tratamiento muy agresivo, quizas si lo hubieses hecho en invierno hubiese sido diferente, me alegra saber que se ten han quitado algunas marcas pero por lo que dices no ha resultado lo esperdo por ti, ahora cuidate mucho la piel que parece que la dejaron bastante irritada, lo siento pero no soy amante de estos tratamientos ya que no siempre son satisfactorios, cuidate mucho mi niña y ya nos contaras como vas, un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar!!. Sí, ya estoy perfectamente. El tratamiento lo hice en primavera, en Abril, por lo que ya no se me nota nada. De una semana para otra me pelaba la cara pero luego ya no tenía ningún síntoma por lo que al cabo de una semana no se me notaba nada. Era más mi miedo a que me diese el sol por las marcas que me podían salir que otra cosa. El tratamiento sí que fue agresivo. La chica del centro me dijo que usaría el más agresivo porque las marcas que tenía del acné eran profundas. Es cierto que esas marcas profundas desaparecieron pero no del todo el resto. Puede que yo fuese demasiado exigente pensando que iba a quedarme una piel perfecta pero bueno... Muchas gracias por tu comentario. Besoss

      Eliminar
  3. Debería haberte dicho absolutamente todo por lo que tenías que pasar. Yo tenía pensado hacerme este tratamiento el año pasado, hacia el mes de Noviembre, pero en Cristina Alvarez, que es el centro al que yo fui, el médico que habló conmigo me dejó todo tan claro, que al final les dije que no me lo hacía. Me dijo claramente que los tres primeros días no debía salir a la calle ni con pantalla total, que pelaría la piel como un lagarto y tendría mucho escozor la primera semana, por lo que me recomendó coger vacaciones durante 10 días, la verdad, habló tan claro conmigo, que al final me dio miedito y no me hice el tratamiento. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece genial que tu médico fuese así de claro. Yo lo hubiese preferido. Es que realmente es así. Los tres primeros días te pela la cara totalmente y es mejor poder estar en casa tranquilamente. Es cierto que yo escozor no tuve en ningún momento. No sentí nunca molestias y se trataba más bien de un tema estético pues tenía la cara entre quemada y pelando así que imagínate qué cuadro. Por supuesto que el sol ni verlo hasta un mes después de terminar el tratamiento por lo menos. Besos y gracias por tu comentario!!!

      Eliminar